POEMA | QUIERO MIRADAS SERENAS

Submitted by karina on Thu, 03/05/2020 - 03:10

QUIERO MIRADAS SERENAS

(Oración de un enfermo con SIDA)



A mediados de los 90, aun en Hollywood, había una aversión desmedida a las personas que
tenían el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirido (SIDA). En 1995, fui invitada a un evento en el
Teatro El Rey para recaudar fondos para niños con SIDA y para la investigación que se esperaba
resulte en algún medicamento milagroso. Tontamente, no capté que al hablar de SIDA,
subrepticiamente se hablaba también de un grupo al que muchos miraban con desaprobación.


El evento fue un éxito, con la infaltable presencia de artistas varios, que incluyó cantantes,
poetas, violinistas, actores, y hasta coloridos travestis con plumas fucsia de avestruz teñido o
disfraces de Selena y Marilyn Monroe. Pero había en el ambiente una separación abismal entre los
donantes de dinero, y los posibles enfermos. Yo no tenía ninguna poesía que tratara este tema.
“Quiero Miradas Serenas” es el resultado de lo que sentí que gritaba cada enfermo, desde su fuero
interno. Pocos años después la vida puso cerca de mí, gente con éste y otros problemas de salud. Y
espero haberlos tratado con la compasión de una hermana, y espero haberlos mirado con la mirada
serena que ellos ansían y merecen.

 


QUIERO MIRADAS SERENAS

(Oración de un enfermo con SIDA)



Quiero jugar con las olas,
Correr entre el trigo dorado al sol.
Quiero, a veces, estar a solas
Para olvidar este horrendo dolor.


Quiero miradas sin pena,
Que no juzguen en secreto
Lo que hago o lo que he hecho
Para ganar mi condena.


Mi piel ya no es la misma,
Las llagas duelen por dentro,
Pero hasta en el corazón siento
Que aun tengo el mismo carisma.


No necesito el rechazo
De gente que mire desde alto,
Necesito del abrazo
De todo aquel que valga algo.

 

Yo no pedí esta tortura,
(Le pudo ocurrir a cualquiera.)
Y el amor y la ternura
Irán conmigo aunque muera.


Pero al irme, abro el camino
Para el que siga a la vera,
Aprovechando las curas
Que brotarán por doquiera.


Al irme, yo abro el camino
Para un futuro sin pena,
Y estoy seguro habrá un niño
Que vivirá con luz plena.


Quiero miradas serenas,
Que no juzguen en secreto
Lo que hago o lo que he hecho
Para ganar mi condena.

DESCARGAR / IMPRIMIR AQUI



© Karina Galvez
www.karinagalvez.com